post

Vida de mi agonía.

Por un breve momento pensé que estaba de vuelta en el pasado, justo en el periodo exacto que me hubiese gustado poder cambiar. Intente descifrar todas las coincidencias que me han traído aquí; quizás tu gusto por aquello que es emocionalmente imposible de controlar y un tanto mi necesidad por tener un nuevo reto. Perdí todo contacto contigo, quería estar solo y meditar sobre lo que nos paso. Pensé que con el tiempo las cosas volverían a ser como antes, como cuando te quería y tu me querías.

Subí y baje tan alto como pude y tan bajo como tu quisiste. ¿Todo para que? Si al final tu vida esta tan lejos de mi como siempre lo ha estado. Mi alma sufrió por este dolor, una cruda realidad y un golpe fuerte contra mi pecho, perdí la respiración por un minuto y después me puse a andar.

Camine por la ciudad en busca de una respuesta, hable con muchos extraños, podría decir que algunos no hablaban mi idioma y aun así fui capaz de comunicarme con ellos, les hice saber que es lo que me esta matando. Tu incapacidad por controlar mis emociones es lo que nos ha traído aquí, al fondo del abismo, a la orilla de la ciudad.

Fui en busca de un helado de fresa, siempre me ha gustado ese sabor por encima de otros. En la neveria me dijeron que te vieron pasar y entonces corrí para alcanzarte, quería decirte que siempre fuiste tu, que solo tu y nomas tu eres quien puede hacerme feliz. Cuando por fin te encontré abordaste un auto, uno muy lindo y cuando miraste para conmigo me regalaste una sonrisa, pero aun así te fuiste de mi para siempre.

1

Con tu ayuda puse todas las piezas juntas, solo para darme cuenta que la verdad es absoluta, tu no eres para mi, ni siquiera en mis sueños, ni siquiera por un breve momento, ni siquiera cuando te tuve…

Lo único que me dejaste fueron ampollas en los pies.

Speak Your Mind

*