post

Tu recuerdo.

Pude conversar contigo mucho mas de lo esperado hasta que el sol hizo su aparición y la regla dictaba que debía buscar el confort de una suave cama en donde reponerme de una noche espectacular.
Hacía mas de diez años que no miraba esos ojos que me cautivaron desde el primer momento, tu sonrisa tan peculiar que nunca pude compararle con ninguna otra. En definitiva siempre te considere la persona especial que iluminaba mi vida y siempre te he mantenido en mi memoria.

Sin saber te metiste en mi, tan dentro como nadie, tan profundo como una flecha traspasando cada capa de mi piel. Pude buscar la oportunidad de extraer tu recuerdo mas sin embargo no fue algo que me molestara, me gustaba la sensación que tu imagen provocaba en mi, debo admitir que me sigue provocando algo.

Un abrazo y un beso en la mejilla fue todo y al mismo tiempo nada, según mi pronostico es mas de lo esperado, pero duro tan poco que necesitaba mas, solo un poco mas de ti.
Te mire antes que tu lograras distinguir que era yo, busque tu mirada y de inmediato nos unimos, por un pequeño instante solo eramos tu y yo queriendo comprender lo que nuestros ojos buscaban expresar. Me acerque a ti y tu a mi, saltaste hacía mi persona, menos mal que soy un chico grande y pude soportar tu delgado físico.

Te pregunte como te encontrabas y dijiste estar bien, pero tu mirada te traiciono entonces me di cuenta que lo que cargabas era tan grande y pesado que debía ayudarte a sacarlo. El tiempo se detuvo esa noche, a pesar de los cientos de personas a nuestro alrededor solo eramos tu y yo buscando entender porque después de tanto tiempo aun eramos capaces de sentir semejante comodidad al lado del otro. Entonces te abrace y suavemente te dije que todo estaría bien, sin importar que, sin importar quien.

Al despertar me hubiese gustado mirar tu rostro a mi lado, tu cuerpo desnudo buscando abrigo en mi pero tu no estabas, solo tu recuerdo.

Speak Your Mind

*