post

Todo lo que necesito.

La oscuridad acompañada de un cielo nublado, mientras tu caminas de noche por la zona más desolada de la comunidad. Todo para encontrarte con el pecado en todo su esplendor.

– ¿Que haces aquí? Acaso no tienes miedo de estar a mi lado.

Soy la personificación del mal que ha llegado a tu vida para cambiarla. El deseo y la curiosidad nos invaden, por un momento pienso que no es lo correcto, pero las cartas estaban echadas. No tuve más opción que improvisar, pretender que sabía lo que estaba haciendo, bruscamente, tontamente.

Entonces te robe una lagrima y también la inocencia o algo parecido. Quizás no fue de la mejor manera, yo tampoco sabía lo que hacía, las ganas por experimentar me habían traído aquí, para salir victorioso de este enfrentamiento. Aunque se muy bien qué mi victoria significa tu derrota, temporalmente.

Si, yo fue el ingenuo y tu, bueno, tu fuiste una victima mas, la primera de tantas. Recuerdo que a pesar del mal rato, después tuviste que soportar la humillación y la burla de las personas que no entendían. Ellos no sabían que por amor esta permitido equivocarse, aun cuando ese amor no fuese uno correspondido.

La vida misma se encargo de ponernos a cada quien en el camino indicado, tu muy lejos de mi, a salvo. Debo de admitir que muchas veces pensé como hubiese sido mi vida a tu lado, a decir verdad lo mucho que pude imaginar, todo, todo era bueno, había alegría y regocijo. Quizás es por eso que la gente le llama a esto sueños, solo fue eso, un sueño nada más.

Un día soñé que te quería, que eras tu para mi y yo para ti. Pero era ya muy tarde, en ese entonces lo ultimo que querías saber era acerca de mi, me querías, pero muy lejos de tu vida. Ahí entendí que habías tenido tu revancha, quizás de la manera difícil comprendí por primera vez en mi vida que había perdido, supe que había cosechado aquello que hacía tantos años sembré en ti.

El rechazo no era bienvenido en mi persona, pero me resigne y acepte que lo que alguna vez pude despertar en ti, no fue más que una ilusión que había muerto el día que me aleje de tu vida.

 

Para Mary.

 

Comments

  1. Tengo que escribir cuanta admiración siento por ti, he leído muchos de tus escritos y son muy hermosos, sobre todo este, Felicitaciones por lo que haces, Ser promotor del arte, la cultura, el bien hablar y escribir no es tarea fácil. Afortunadamente se te han abierto las puertas para hacerlo y Estoy feliz de leerte… Un fuerte abrazo y éxito en lo que siempre hagas.

  2. Me gustó mucho este relato, siempre hay un cierto grado de melancolía que me hace recordarte a ti y a mi. Qué será?, es como que tuviera un poco de participación en el interior. Eso es bueno, porque mantienes la atención del lector a través de sucesos probables. Esto no tiene nada que ver, pero me gusta saber que eres para mi a veces, aunque sea en conversaciones cortitas 😀

Speak Your Mind

*