post

Reflexión de Carlos #3

Después de todo el tiempo me ha ganado y no tuve la oportunidad de sacar algunas cosas que traigo encima y que me estorban.

¿Que me queda de todo esto? 

Por primer vez después de unos diez años y gracias a que mi hermano así lo propuso, decidí celebrar mi cumple. Sin expectativas y sobre todo sin esperar nada de nadie, mi único objetivo era divertirme y sí para cumplirlo debía arrasar con los cócteles es algo que estaba dispuesto a hacer.

Invite solo a quienes realmente considero mis amigos, personas con quienes puedo ser yo y dejar de lado por un momento la faceta de persona insensible. Aranza desde luego tenía que estar ahí, pero por problemas que llamaremos “logísticos” no se concreto y fue una pena. Desde temprano me prepare para que nada amargara mi día, el lugar no pudo ser mejor. Alcohol y una piscina fue la perfecta combinación para una tarde llena de camaradería y diversión.

Como a toda persona con una vida emocional que es como un sube y baja, los sentimientos se asomaron apenas el sol se había ocultado, llame a quienes necesite llamar y me respondieron aquellos que tuvieron ganas de saber de mi. También debo de decir que llame a quienes NO necesitaba llamar, por razones que en este momento no logro entender (maldito alcohol) quería decirle a dos personas muchas cosas que tengo atoradas, pero ninguna de ellas atendió el teléfono.

Extrañe a alguien, lo admito, pero se que fue un error.

Al final entendí que de nada sirve querer estar con alguien que no siente lo mismo, no me gusta esperar nada de nadie, pero quería que TU estuvieras ahí, cuando menos para recordarme que esto nunca funcionara, que pertenecemos a distintos mundos.

Enfocare mis energías en alguien por quien valga la pena luchar o haré lo que mejor se; me echare a dormir y me olvidare de todo.

 

¡ Feliz cumpleaños a mi !

Speak Your Mind

*