post

El viaje

Estoy parado en la central de autobuses, tengo dentro de mi maleta lo que necesito. Llevo ropa, articulos de cuidado personal, y algo un tanto inusual llevo conmigo una foto y una carta, me viene un poco de nostalgia y de pronto comienzo a leer…

Se que al leer esto sentirás un poco de decepción, pero es lo mejor para ti y también para mi, nunca fue mi intención hacerte daño, nunca pensé que esto llegaría tan lejos, tan solo quería un poco de diversión y pasarla bien contigo, lo ultimo que quise y que sigo queriendo es lastimarte.
Al principio se que me odiaras, es normal y lo acepto, pero con el tiempo lo entenderás. Tu y yo no fuimos destinados para estar juntos, la vida se ha empeñado en alejarnos cada día más y más.

Podría decir mil y un palabras, pero se que nada te dará el consuelo que necesitas en este momento.

Te deseo lo mejor ahora y siempre.

La voz de una mujer me hace reaccionar y me doy cuenta que mi autobús esta a punto de partir. En ese momento pienso que sería mejor si solo se fuese y me dejase ahí, parado, estático, a decir verdad estoy inmóvil, mi boca quiere gritar al chófer que pare, que aun falto yo, pero no puedo, algo me detiene. Dentro de mi cabeza escucho una canción que no logro distinguir, pero es reconfortante, cuando menos la melodía.

El conductor se ha dado cuenta que falto yo, abre la puerta y espera por mi a subir, paso a paso subo los escalones y sigo preguntándome si es que vale la pena el viaje. Es demasiado tarde pienso, entrego mi boleto y comienzo la búsqueda de mi asiento, me ha tocado en la ultima fila, cuando menos estaré tranquilo pues son casi seis horas y de ahí a transbordar.

– Joven, hemos llegado a nuestro destino.
– ¿Donde estamos?.
– No me diga que no tiene idea a donde ha viajado.
– No lo se.

Speak Your Mind

*