aside

Supongo que algunas veces, ni siquiera haciendo el mejor de los planes el resultado sera el esperado. Así fue como paso y también termino.

Para conocerle no necesite mirar sus ojos, tampoco oler su aroma, mucho menos robarle un beso. Pudo entrar hasta lo mas profundo de mi, conocer mi lado mas oscuro y quizás también el más brillante.
Espere el momento adecuado, busque cuanta señal pude, solo necesitaba encontrar algo que me dijera que si, que todo estaría bien. Quizás un poco de tacto de mi parte hubiese venido bien, menos promesas y mas acción.

En ese momento conocí el amor, no, no el amor como el que venden en la televisión, sino el amor por un semejante, el interés por su bienestar, querer solo las cosas buenas para dicha persona, y si, parte de lo bueno en su vida era no tenerme en ella. Cuando menos eso pensé.

Tome la decisión por los dos, quizás debí preguntarle que es lo que ella quería. Pensé que mas delante podría resolverlo, cumplir mis sueños y después ir a buscarle, ¿Podría ser que me esperase con los brazos abiertos? Que ingenuo.

[Read more…]