post

De regreso por acá.

Recuerdo que hace tiempo necesitaba música un tanto depresiva para poder escribir. No dejo de preguntarme qué es lo que ha cambiado en mi vida para no sentir esa necesidad nunca más.

Nunca es una palabra tan fea como siempre. Nunca pensé equivocarme pero siempre me sucede. De entre todas las cosas que me atrofian la cabeza – Dejando de lado la parte laboral – me ha puesto de mal humor que una persona a quien considere por muchos años bastante cercana a mi, haya venido tan cerca y ni siquiera un mensaje para decir “hola” he merecido. ¿Será que ese sentimiento no siempre es reciproco? .

Hoy por razones que desconozco – o no quiero decir – fui a escarbar un poco en el baúl de los recuerdos. Ya lo ha dicho Karen con antelación, es mejor un mensaje a tiempo que un par de horas pensando en lo que pudo ser y no fue. Pero a mi me gusta el modo “hard”, que chiste tiene hacer todo “facilito”.

Necesito un pequeño escape de esta fea realidad, aunque esta vez no sera en total soledad, la fortuna  ha traído a una persona muy importante a mi vida.

¿Para que sufrir cuando se puede reír?

post

Los astros

Soy un camaleón, nunca lo he querido aceptar o mejor dicho nunca he querido decirlo o escribirlo pues la palabra en si me trae muchos recuerdos. También soy aries, por consecuencia soy fogoso,  entiéndase pues que me gusta comprometerme con lo que hago.

Cuando alguien como yo encuentra a alguien como tu la vida es mas fácil. No hay tantas complicaciones, excusas, pretextos, mentiras, etc… Por hoy seamos tu y yo aquí o donde sea, ¿que mas da? El lugar no importa, la geografía es irrelevante.

He cambiado todo, le hago honor a mi atributo de ser un cambiante, los colores me gustan mas así, van mas ad hoc con lo que busco, quiero colores vivos, quiero sentirme vivo a pesar de que se bien que moriré joven. Siempre lo he tenido en la mente,  antes me preocupaba bastante, ahora no tanto. Es una de esas cosas que no tienen solución y pues ni para que molestarme en buscarle una.

Hacia las estrellas por el camino mas difícil… No se cuanto me costara llegar, solo espero tener aliento suficiente para disfrutar mi estadía por aquellos lares.

 

El día que tenga mi propio viaje camaleonico podre morir tranquilo.

post

Casualidad o Causalidad

Se que tengo este blogcito un tanto olvidado, no me ha pasado nada (como algunos piensan) es solo que no había tenido calma de escribir algo por acá.

Sarai llamo, de todas las personas la ultima en la lista de pendientes, mi ultima esperanza, la única persona que podría hacerme caminar por el sendero de la verdad.

– Hola Cha, ¿Como estas?…

Su voz tan peculiar es inconfundible, a pesar de que sabía quien llamaba al escucharle no pude evitar impresionarme un poco. Me ha dado por recordar un poco el pasado, los momentos de antaño, veo dos personas caminando bajo la lluvia, en el centro de alguna ciudad desconocida, hay muchas cosas, vendedores ambulantes, niños jugando con globos, parejas sentadas en la orilla, me pregunto porque todos huyen de la lluvia, es lindo mojarse, es rico.

Tomas mi mano y me llevas a un charco, saltamos como niños dentro de este, no importa que no tenemos ropa seca, no importa la gripe, no importa que aun el día es largo, gritamos, jugamos, saltamos, nos divertimos… entonces el mundo se detiene por un segundo o quizá un poco mas. Ambos seguimos girando y detrás de nosotros hay personas estáticas  como si fuesen una fotografía, una toma panorámica, te jalo hacia mi, diablos como me gusta tu cara, pienso.

Tu y yo, yo y tu parados frente a frente, sin prisa, el tiempo nos pertenece, de pronto tu sonrisa me provoca besarte, me acerco a ti y lentamente….

– Hola Sarai, estoy bien y tu?

– También bien, ¿Quieres salir conmigo este sábado?

– ¡Me encantaría!

 

 

post

Spring

Todo final es un obligado volver a empezar. Sabias palabras de una persona indecente.
Se acabo Febrero y con esto se han ido tantísimas cosas, sueños rotos, algunos que aun no inician, planes a futuro, tiempo, sobre todo tiempo. Ahora me es tan vital tener un poco de tiempo.
Me gusta Marzo, siempre me ha gustado, y no lo digo porque es el mes en el cual nací, de hecho si hubiese nacido en cualquier otro igual me gustaría.

De las tantísimas cosas que me da miedo escribir, mis sueños mas oscuros, las ideas mas descabelladas, las aventuras mas locas, me pasa de todo y a veces un poquito de nada.

Y entonces alguien se paro cerca de mi, apenitas enfrente y no dude en decirle:

– Te quiero mucho, quiero que lo sepas.
– Lo se, y yo quiero que tu sepas que también te quiero mucho.
– ¿Que hacemos al respecto?.
– Nada…
– ¿Nada?…
– Eso dije…

Y por no hacer nada es que las personas se vuelven seudoescritores.

post

Girando

Me muevo sin saber hacía donde voy, mis pasos son rápidos pero torpes, no tengo la menor idea de donde estoy parado. Una inseguridad enorme me abraza, quiero ir al sur y al norte, quiero mirar el atardecer en el este y el amanecer por el oeste.
Esta ciudad me tiene extraviado, paso un día aquí y tres mas en otro lugar, vivo al día, no tengo un plan a futuro, solo quiero encontrar, mejor dicho; quiero que aquello que mas anhelo llegue a mi vida de la forma mas sorprendente e inesperada.

No uso zapatos, me gusta la sensación del pavimento caliente tocando mis pies, me hace andar mas aprisa, me recuerda que no debo quedarme quieto, debo girar, girar, girar. El Planeta se mueve y yo con el, no estoy seguro si llevamos la misma dirección, quizás voy o quizás vengo.

Miro a la distancia una persona parada moviendo sus brazos de forma agitada, me pregunto si esas señales son para mi, camino con rapidez para alcanzarle, resulta que me han confundido, no soy el indicado.
Mientras algo sucede seguiré girando sin saber donde terminare mañana.

post

Southern Dream

Me pediste que no preguntara de tu pasado, me exigiste que viviera el presente sin siquiera saber lo que el futuro nos podría ofrecer. Acepte tremenda empresa a tu lado con la idea que en un futuro (incierto) tendríamos la paz que tanto hemos buscado. Yo cumplí con todo lo estipulado en el contrato, un contrato no firmado con tinta, tampoco impreso en papel.

Viajamos tan lejos como la imaginación nos permitió y sufrimos cual hijo desprotegido que ha perdido todo. Hasta el día de hoy me pregunto si no fue un sueño. Algunas veces me pregunto si mi vida no es un sueño total y absoluto. De las pocas veces que logro interactuar con personas “reales”…

– Hola, ¿Podría decirme que calle es esta?.
– Claro, se llama Av. Renacimiento, ¿usted no es de por aquí verdad?
– ¡No!, soy Mexicano, estoy de vacaciones acá.
– Que maravilloso, ¿Que le parece esta ciudad?.
– Magnifica, aunque sigo buscando la magia que me alentó a realizar este viaje.
– Seguro la encontrara.

Y sigo empecinado en continuar con mi travesía, mas allá de que esta me puede llevar a un lugar desconocido, hacia una persona irreconocible, hacia el abismo oscuro de donde un día logre escapar.