post

La ciudad prohibida.

Abro los ojos y de un salto me incorporo, miro hacia todos lados y no logro reconocer donde estoy. Miro mis manos buscando encontrar algo distinto, quiero pretender que esto es un sueño. Un pequeño mareo por la inesperada reacción me mantiene sentado en la cama, lo único que hago por el momento es observar cada detalle, un cuadro de arte barato cuelga de la pared, una toalla descansa sobre una pequeña silla al lado derecho de la cama. Encuentro dos puertas dentro de la habitación, asumo que una de ellas me llevara al exterior de la casa, sigo mirando y encuentro una alfombra barata por todo el cuarto, mis zapatos están en el suelo y parte de mi ropa esta acomodada sobre un pequeño tocador.

Por fin me he podido poner de pie, mi teléfono suena y me apuro a atender, pero solo es un texto, la compañía de teléfonos me recuerda que debo pagar mi factura. Dejo el teléfono sobre la cama y me apresuro a investigar un poco mas. Cerca de una de las dos puertas hay un mini refrigerador, al abrirlo me doy cuenta que esta lleno y a decir verdad no siento síntomas de resaca, por conclusión se que no estuve borracho la noche anterior. Abro una puerta y llego al baño, un lugar un tanto raro según mi punto de vista, parece una fotografía sacada de una revista, todo esta en su lugar, incluso pareciera que algunas cosas son falsas.
Aprovecho para tomar una ducha y despejar la mente un poco, mientras el agua cae sobre mi intento recordar que ha pasado, como es que estoy en ese lugar, ¿Quien me llevo ahí?.

Alguien toca a la puerta y apresuradamente quiero abrir, pero no se donde me encuentro así que pregunto antes de quien se trata a lo que me responden en un español distinto al mio, un acento que si bien no es mio lo tengo plenamente identificado. Abro rápidamente y pregunto.

– ¿Donde es que me encuentro?
– Se encuentra en un hotel.
– Si, ¿pero en que hotel y que ciudad es esta?
– ¿Se encuentra usted bien?
– Solo dígame donde estoy por favor.

La chica se aleja un tanto asustada de mi, no sin antes entregarme una bandeja con alimentos, asumo que debo desocupar la habitación pronto. Sigo sin saber donde estoy, lo ultimo que recuerdo es haber estado en la Ciudad de México, dado que de ahí salen la mayoría de los vuelos internacionales tome un autobús días atrás para tener tiempo de visitar algunos amigos y conocer un poco la ciudad. Vagamente me vienen imágenes de Karen estando en algún bar o antro y es lo ultimo que recuerdo. Aparentemente me encuentro en otro país, pero será posible que sea el que estoy pensando…

Llevo una maleta conmigo y algo de efectivo, mi teléfono tiene el roaming activado pues no dice Telcel, lo ultimo que resta es abandonar el hotel y averiguar mi paradero.