Archives for mayo 2008

post

Deja Vu

Todo comenzó cuando me desperté, fui directo a lavarme los dientes, no sin antes pasar a checar mi correo (mal habito), de pronto todo cambio, parecía que nada estaba en su lugar, de hecho parecía que YO me encontraba en otro lugar, un lugar extraño, distante, carente de colores… Todo era gris, recuerdo una casa en el centro de nada, un vaso en el centro de la mesa, dos toallas colgando de un gancho.

El Ruido que provocaba el viento con su pasar me arrullo un poco, luego un poco mas, luego me quede dormido…

Ahora recuerdo, me quede dormido en el sueño, y parece que tuve un sueño dentro del sueño, que cosa mas rara. En un lugar tan lleno de soledad nada es tan bueno y nada es tan malo, las cosas simplemente están ahí o no están, pero nunca marcaran una diferencia a favor o en contra.

Recuerdo que cuando desperté por fin, hice lo mismo, me lave los dientes, no sin antes pasar a checar mi correo (mal habito) y justo cuando pensaba decir “Deja Vu”, me di cuenta que ahora si estaba en el lugar correcto, la pasta dental estaba igual como la deje la noche anterior, ya no había casita en el centro de la nada, ahora había una casa en el centro de la ciudad (o muy cerca), las toallas y todas esas cosas simplemente no existían en este… (¿sueño?).

Desde que logre despertar supe que seria un día que marcaría mi vida, o quizá simplemente sería un día muy loco, de esos días que me dejan un buen de enseñanzas, entonces pues me propuse a iniciar, a buscar lo que he estado buscando por tanto tiempo.

No pasaron mas de un par de horas cuando me encontré con una personita muy especial vía msn, hablamos y hablamos un rato, luego recordé que tenía una fiesta y la invite, ella acepto, así pues el día parecía que estaría chido.

Pasaron muchas cosas desde que salimos de su casa hasta que regresamos, para mi el estar con ella es un “no querer irme”, cuando menos hasta que me empieza a vencer el sueño, aunque este día no fue a mi a quien venció el sueño, porque a las casi 7 de la mañana sigo despierto, quizá pensando aun en lo que paso, en lo que dije, en lo que no dije, en las preguntas que debí hacer, en las que no hice, son tantísimas cosas que no se ni tengo la mas mínima puta idea de como ordenarlas, son tantísimas las dudas que quería sacarme hoy que no supe por donde empezar y termine igual o peor. Parece un capricho de no se quien diablos tenerme en este estado forever, en fin…

Planes, ideas, mas planes y cosas por realizar, que si regreso a la escuela, que si no regreso, que si me voy a Canadá o me quedo… Ahora recuerdo que Canadá y esta personita tenían algo en especial que las conectaba… claro! ahora recuerdo que una parte de mi ya se hacia en Canadá desde hace un mes, pero algo me dijo “No wey, no te vayas aun, creo que algo bueno te puede pasar acá”, así que espere y espere y espere, hasta que me desespere y busque y busque, hasta que encontré, y cuando encontré fue cuando me dije a mi mismo (si, me pare frente a un espejo y comencé a decir palabras estúpidas cual Gollum del señor de los anillos) Wey, o le dices tu o le digo yo…

Justo cuando meditaba la opción de decirlo yo repense un poco mejor las cosas y me volví a decir a mi mismo, wey, dile y bueno, la verdad es que nunca dije lo que debía decir, pero a cambio conté un chiste (¿o lo soñé?). El caso es que la chica esta en cuestión dijo las palabras mágicas cual mago lo hace para sacar un conejote de un sombrerito, y es que dijo (y lo dijo mas de 10 veces) “O que, ¿no somos amigos?” “Para eso son los amigos” “Amigos” “Amigos” “Amigos” “Amigos“…

Creo que la palabra “Amigos” sigue haciendo eco por acá y por eso no me he dormido, y no es que sea tan mal plan ser amigos, digo, de hecho es una muy buena idea y de paso me ayudo a escoger donde pasare la próxima navidad…

¡¡ Me largo !!

y si señores, solo algo de semejante magnitud podría traerme de vuelta a esta, mi casa, donde vengo a dejar todas las cosas que me ponen freaky…

No quiero hablar sobre esto, no quiero decir que no quería que esto pasara, no quiero aceptar que algunos “detalles” me hicieron cambiar de parecer, que los “detalles” son tan importantes algunas veces que me hicieron mal viajarme.

Podría escribir hasta que se meta el sol y eso que aun no sale, pero mejor me guardo esas cosas para mi, me quedo con la ilusión, los buenos ratos, besos, caricias y algunas otras cosillas, al fin de cuentas la amistad perdurara aunque haya un chingo de kilómetros de distancia.

Atte.

Un cabrón que pensó que podía volar, estaba tan seguro que lo lograría que un día lo intento desde lo mas alto, al principio parecía que lo lograría, pero al final la lógica pudo mas y se cayó…